El Instituto San José de Calasanz se propone como objetivo la formación integral de sus alumnos/as, en la dimensión humana, espiritual y en el saber.

Una educación verdaderamente integral, se propone el compromiso de la formación de la persona humana, que inspira y corona toda la tarea educativa; la educación moral que se basa en la realización de los valores personales y sociales, en el ejercicio de la virtud construyendo una comunidad comprometida con la Paz y la Comprensión entre todos. La formación artística, mediante el cultivo de la sensibilidad estética y de la propia capacidad expresiva; la orientación de la vida afectiva y el desarrollo armónico en la socialización, la convivencia en la integración cotidiana. La expresión corporal, la educación física y la vida en la naturaleza como un medio para la educación en la armonía y el equilibrio de la persona y el medio. La disciplina, no sólo como condición para desarrollar un orden, sino también para el desarrollo de los valores en el aprendizaje e incorporación de hábitos de trabajo, respeto y convivencia junto a toda la comunidad.

Una formación espiritual y religiosa en la comunión de valores, que desde el espíritu cristiano junto al Magisterio de la Iglesia Católica y en la fidelidad al Evangelio, nos abren a un valor ecuménico y un sentido trascendente de la cultura. Cumpliendo el mayor de los mandatos: “ámense los unos a los otros”, es que alumnos de todas las religiones podrán ingresar a una comunidad que respeta la fe de todos y promueve su crecimiento.

Una formación humana como base fundamental de nuestra tarea educadora, en el encuentro de una comunidad que vive y construye por medio del diálogo, la convivencia solidaria y la comprensión como caminos para la Paz. Desde este valor, cada niño y cada joven puede desarrollar sus capacidades, siendo respetado y aprendiendo a respetar a los demás, quienes junto a él crecen y se desarrollan física, mental y espiritualmente.

Un equipo docente capaz de transmitir a los alumnos contenidos y valores para convertirse de esta forma en responsables de su propia educación, acompañándolos en el trabajo áulico, con la palabra y con su ejemplo.

Una comunidad educativa que es el resultado de la unión de todos: alumnos, padres, docentes, personal administrativo, personal de maestranza, quienes se congregan día a día con el ideal común de trabajar por la formación de cada uno de sus integrantes, la construcción de una “cultura de paz”, del compromiso social y la solidaridad con quiénes más lo necesitan, y con los valores que hacen a la Identidad Nacional.

 

 

© Instituto San José de Calasanz - Juana Azurduy 201 - Villa Tesei , Hurlingham . Buenos Aires - Argentina.-

Volver